¿Qué es el Mantenimiento Productivo Total (TPM)?

El Total Productive Maintenance (literalmente «mantenimiento productivo total», más conocido como TPM) es una estrategia de mantenimiento industrial. En otras palabras, defiende la idea de que todos los trabajadores de la fábrica deben participar en el mantenimiento diario, en lugar de que toda la responsabilidad sea de los técnicos de mantenimiento.

 

El objetivo de este tipo de mantenimiento es no detener nunca la producción, producir sin defectos, eliminar el downtime imprevisto, todo ello sin accidentes de trabajo. ¿Suena como una misión imposible? No si conviertes a cada miembro de tu equipo en un verdadero 007.

 

¿Quién es responsable del Total Productive Maintenance?

Empecemos con un ejercicio muy simple de imaginación. Imagina que vives en un edificio de varios pisos con ascensores, luces y extintores en cada rellano, puertas automáticas en el garaje y un conjunto de otros equipos. Casi seguro que haces todo lo que está a su alcance para asegurarte de que ninguno de ellos se detenga, porque sabes que también son tu responsabilidad; un complemento de la casa que has comprado o alquilado.

 

Pero si un día empiezas a notar que el mando de la puerta del garaje no funciona bien, ¿qué haces? Probablemente no esperas a que el administrador del condominio, que puede que ni siquiera viva en el edificio, vaya a hacer una revisión. Como es un algo que utilizas todos los días, llamas al gestor para reportar el daño. ¿Y qué pasa si no responde? ¿O si no está disponible para solucionarlo? Tal vez incluso tomes las riendas de la situación y llames a la compañía que hizo la instalación.

 

Ahora, volvamos a tu lugar de trabajo. ¿Todavía crees que es eficiente poner todo el mantenimiento a cargo del «administrador del condominio» – o en tus técnicos de mantenimiento? ¿No tendría sentido dar más responsabilidad a los que usan la puerta todos los días – tus empleados? Entiendes adónde queremos llegar, ¿verdad? Al final, los activos son como los bienes comunes del condominio: todos necesitan que funcionen de la mejor manera posible.

 

Así que, de acuerdo con una estrategia de Total Productive Maintenance (TPM), todo el mundo debería participar en el mantenimiento industrial – aunque de diferentes maneras, siempre de acuerdo con sus funciones en la fábrica.

 

Gerentes e ingenieros industriales

Son los primeros que deben promover una cultura de TPM en la empresa. Los ingenieros tienen una mayor responsabilidad porque también deben interpretar y supervisar los datos recogidos en el GMAO.

 

Gestores y técnicos de mantenimiento

Los gestores y técnicos de mantenimiento deben enseñar a cada trabajador a realizar sus propias investigaciones y actividades de mantenimiento preventivo para cumplir sus objetivos

 

Obreros

Los trabajadores de la fábrica son las personas que realmente utilizan los equipos en el día a día y deben sentirlos como suyos. Pueden ser responsables de la limpieza, la lubricación de las máquinas y otras tareas rutinarias. Y más: son los primeros en detectar un posible problema, que deben reportar inmediatamente a través del GMAO.

¿Cuáles son las ventajas de adoptar el TPM en el mantenimiento industrial?

Sabemos lo que debes estar preguntándote: ¿no estamos complicando todo el mantenimiento con un mantenimiento productivo total? ¿No estamos exigiendo demasiado a cada empleado? Por supuesto, la aplicación del TPM conlleva algunos retos – como la formación de todos tus empleados para ser «agentes de mantenimiento preventivo» – pero las ventajas son innegables.

 

Cuando todo el equipo se centra en mantener los activos lo más disponibles y fiables posible, la empresa funciona mucho mejor.

 

Menos paradas

Cuando los empleados están preparados para detectar cambios en el equipo, es más probable que detecten daños en una etapa temprana. La reparación del activo entra en el plan de mantenimiento preventivo inmediatamente y su personal nunca tiene que ocuparse de una emergencia o una parada imprevista.

 

Reduce el mantenimiento no planificado

Si se requiere más y más mantenimiento no planificado, significa que su personal no está detectando los daños a tiempo. Al extender esta responsabilidad a todo el equipo, especialmente a las personas que hacen uso regular de los equipos, estás dando un gran paso para resolver este desafío y reducir el mantenimiento no planificado.

 

Mejor rendimiento general

El objetivo final del TPM es tener un mejor rendimiento. Como ningún daño pasa desapercibido, el porcentaje de mantenimiento correctivo (punto 1) se reduce y se evita acumular un backlog de pedidos (punto 2). Por otro lado, los técnicos de mantenimiento tienen más tiempo para dedicarse a tareas realmente complejas y prioritarias.

 

Más seguridad en el trabajo 

En algunos equipos, el mantenimiento preventivo funciona como un seguro colectivo: un daño puede poner en riesgo a todos los que trabajan en el edificio. Además, recuerde que la prisa es  enemiga de la perfección. Cuanto más urgente sea una reparación, más probable es que tus técnicos tomen riesgos innecesarios durante la reparación.

 

Reduce los costes de producción

El TPM hace que el OEE aumente y disminuya el downtime. O sea, por un lado, la capacidad de producción mejora y se pueden obtener más beneficios. Por otra parte, ahorra en el mantenimiento correctivo, que casi siempre es más caro que el mantenimiento preventivo. Y, cuanto mejor sea tu TPM, más cerca tu OEE estará del 100%.

 

¿Cuáles son los 8 pilares del TPM?

Para que una estrategia tan ambiciosa tenga éxito, debe estar bien fundamentada. Esto nos lleva a los 8 pilares del TPM, que son los 8 principios pilares del Mantenimiento Productivo Total:

  • Enfoque en las mejoras
  • Autonomía
  • Gestión de la calidad
  • Mantenimiento planificado
  • Gestión de equipos nuevos
  • Formación continua
  • Higiene y seguridad en el trabajo
  • TPM a nivel administrativo

Conoce estos 8 pilares en detalle en nuestro artículo sobre  los 8 pilares del Manteniminto Productivo Total.

 

El Total Productive Maintenance y la Industria 4.0

Sabemos que vivimos en una época de cambios en el mantenimiento industrial. A pesar de que muchas promesas de la Indústria 4.0 siguen sin cumplirse debido a la inversión que requieren, es importante entender cómo los nuevos tipos de mantenimiento complementan a la Industria 4.0 y viceversa.

 

Mantenimiento autónomo

Como hemos dicho antes, puede que tengas miedo de sobrecargar a los trabajadores con tareas de mantenimiento. Esto puede ser cierto con algunos equipos actuales, pero disminuirá a medida que las máquinas se vuelvan más autónomas.

 

Al igual que los paneles de los coches, que ya avisan cuándo hay que cambiar el aceite y hacer otras revisiones sencillas, cada vez más los equipos industriales estarán conectados a un dashboard. La propia máquina «avisará» que necesita mantenimiento, lo que facilita el trabajo de todo el equipo.

 

Mantenimiento predictivo

Una de las grandes promesas de la Industria 4.0 es crear sistemas integrados, principalmente basados en sensores conectados a la nube, que también pueden tener aplicaciones en el mantenimiento predictivo. Al realizar este escenario, todas las personas que se ocupan de estos sistemas se convierten en responsables del mantenimiento de la fábrica, como se prevé en el TPM.

 

Entrenamiento y apoyo a distancia

El TPM se basa en la idea de que todos los empleados son responsables del mantenimiento de un edificio, lo que significa que todos deben saber cómo actuar en caso de daños. Con la Industria 4.0 será cada vez más fácil hacer este entrenamiento online o tener soporte técnico remoto 24/7, entre otras cosas porque los gestores de mantenimiento pueden acceder a toda la información a distancia.

 

Seguridad en el trabajo

La seguridad en el trabajo es uno de los temas más delicados para todos los gestores de mantenimiento. Ya hemos explicado que el TPM se correlaciona con una mayor seguridad en el trabajo. El uso de sensores para medir la calidad del aire, la radiación y la temperatura, con el fin de proporcionar más comodidad, complementará este punto.

 

El mantenimiento tendrá un alcance mucho más amplio

Si todos los empleados trabajan en red, desde la administración hasta el empleado que opera la máquina, todos tendrán equipos de los que serán responsables. Es imposible gestionar todos estos activos sin la intervención directa de quienes los utilizan diariamente, por lo que el Mantenimiento Productivo Total  se convertirá en una necesidad en la Industria 4.0.

 

¿Quieres saber más sobre el mantenimiento industrial inteligente? Lee nuestro artículo sobre el poder de la IIOT (Industrial Internet of Things).