¿Cuánto dura un aparato de climatización? Con un mantenimiento adecuado, más de 15 años. Sin embargo, las ventajas no se limitan a prolongar la vida útil y el retorno de la inversión de tus equipos. Los beneficios se acumulan:
 

 
Pero si no hay dudas sobre las ventajas, no podemos decir lo mismo sobre cómo planificar el mantenimiento preventivo de la climatización. ¿Cómo puedes estar seguro de que no se te olvida ninguna unidad de aire acondicionado? ¿O programar el mantenimiento rutinario con un equipo reducido? ¿Habrá alguna manera de manejar el gigante que es el sistema de climatización sin volverse loco?
 

Cómo hacer un plan de mantenimiento preventivo de climatización

 

Ya puedes respirar, porque te explicamos cómo hacer un plan de mantenimiento de climatización en sólo 4 pasos:

 

1. Inventario

Como si nuestra guía para hacer un plan de mantenimiento fuera una receta, empezamos con los dos ingredientes: «inventario» y «software de mantenimiento». Lo primero -y el ingrediente que realmente no se puede sustituir en esta receta- es el inventario de activos.
 
Crea un inventario exhaustivo de todos tus equipos de climatización. El inventario debe incluir la ubicación, el estado de los equipos, el proveedor e incluso información complementaria como el historial de los activos, las recomendaciones del fabricante y la prueba de la garantía.
 
La forma de crear y organizar este inventario es flexible. ¡Lo puedes hacer incluso en papel o en Excel! Pero te recomendamos que lo hagas en un software de mantenimiento para centralizar toda la información. Aunque la más común es una GMAO, explora otras opciones, como las plataformas inteligentes de mantenimiento.
 

2. Lista de tareas para cada activo

Ahora que tienes el inventario preparado, empiezas a hacerte una idea de la inmensidad del trabajo. Asocia las órdenes de trabajo (OT) a cada tipo de activo –si utilizas una plataforma inteligente de mantenimiento, puedes juntar un grupo de activos (“todas las unidades de aire acondicionado”) a la misma OT (“cambiar los filtros”).
 

👉 Ve cómo Sotécnica ha reducido el trabajo administrativo en un 87% con Infraspeak.

 
Por lo general, hay un mantenimiento anual, que incluye una inspección completa, una limpieza profunda y el reapriete de las conexiones eléctricas. Luego, dependiendo del equipo, hay cuidados mensuales, trimestrales o semanales que se repiten, como el cambio de filtros, la colocación de lubricante y refrigerante, entre otros.
 
Con un software, tampoco es necesario crear una OT para cada una de estas acciones rutinarias. En Infraspeak, por ejemplo, define «trabajos planificados» para las tareas anuales y «trabajos cíclicos» para programar automáticamente las tareas rutinarias. De este modo, no se te olvida nada.
 
Checklist Mantenimiento Preventivo para climatización (HVAC) grátis
 
 

3. Programar y asignar todas las tareas

Ya hemos explicado las ventajas de utilizar un software de mantenimiento para programar el mantenimiento preventivo de la climatización. Pero para programar todas las tareas todavía hay que hacer una cosa más: el cronograma de mantenimiento. Esto es lo que guiará tus operaciones diarias.
 
En primer lugar, haz una predicción realista de la duración de cada tarea. Además, hay que tener en cuenta que los técnicos sólo son productivos el 25-35% del tiempo. Basándote en esa previsión, asegúrate de que no estás programando demasiadas tareas para un solo día, creando una acumulación interminable.
 
Por último, no olvides elegir el mejor momento para realizar todas tus inspecciones anuales. Si tienes un hotel, por ejemplo, es buena idea aprovechar la temporada baja para no molestar a los huéspedes y dejar todo listo para la temporada alta. Pero cada caso es único.
 

4. Analiza los KPI y sigue mejorando

Una vez que tengas todo el plan de mantenimiento de climatización configurado en el software, es una gran idea analizar los KPI. Muchos programas generan informes automáticos para calcular el porcentaje de downtime, el tiempo medio entre averías y el tiempo medio de reparación.
 

👉 Revisa aquí los indicadores clave de mantenimiento

 
A partir de estos indicadores, podrás controlar mejor los costes de mantenimiento, la fiabilidad de los equipos, la eficacia de tu plan y la productividad de los equipos. A partir de aquí, se pueden mejorar los «puntos débiles» del plan, seguir el ciclo de vida de los activos y tomar decisiones más informadas.
 
Por ejemplo, si un aparato se estropea constantemente y absorbe tus recursos, debes considerar si es preferible seguir reparándolo o sustituirlo. Está atento a las averías frecuentes, a la dificultad para mantener la temperatura definida, al aumento de los gastos energéticos y a la corrosión o el desgaste excesivos.
 
Como casi todo, el mantenimiento preventivo es más fácil con la ayuda de la tecnología. Tanto si eres un proveedor de servicios como si buscas un sistema para gestionar el mantenimiento de tu edificio, una plataforma personalizada te ahorrará tiempo, papeleo y muchas horas de planificación.