La era de los GMAO ha terminado.

 

Al entrar en una nueva década (vamos a ignorar el año 2020 por motivos obvios, ¿vale?), es importante reconocer que los viejos CMMS, o GMAO, ya no están a la altura de la creciente complejidad de las industrias de mantenimiento y gestión de instalaciones.

 

Desde principios de los años 2000 (cuando nos rescataron de las confusas hojas de Excel) hasta mediados de la década pasada, las GMAO eran la mejor y más avanzada solución que existía – ofrecieron a los equipos de mantenimiento la posibilidad de almacenar y centralizar toda la información, gestionar las solicitudes y los planes de mantenimiento, e hicieron posible una comunicación más eficiente.

 

Hoy en día, el GMAO es el nuevo Excel. Al igual que cuando se comparan los edificios y las operaciones técnicas de los años ochenta con los de la década de 2000, no se puede esperar que las infraestructuras y operaciones modernas estén bien servidas con la tecnología de los años 2000. Los edificios son cada vez más sofisticados, las normas nacionales e internacionales son más estrictas y los clientes esperan, como mínimo, un servicio de excelencia.

 

Aquí es donde entran en juego las Plataformas Inteligentes de Mantenimiento (PIM).

 

¿Qué es una Plataforma Inteligente de Mantenimiento?

 

Una PIM es un ecosistema flexible e inteligente de aplicaciones y hardware totalmente conectados que hace que toda tu operación de mantenimiento – personas, edificios, activos, software, hardware IoT (Internet de las Cosas) – comunique y trabaje en conjunto. De este modo, podrás aprovechar (mejor) los datos para automatizar las tareas y realizar predicciones inteligentes que ahorran tiempo y posibilitan todo tipo de operaciones de mantenimiento para los próximos 10 años.

 

¿Sigues confundido? Pasemos a las diferencias entre una Plataforma Inteligente de Mantenimiento y un GMAO.

 

PIM vs GMAO. ¿Cuáles son las diferencias?

 

Una Plataforma Inteligente de Mantenimiento (como Infraspeak) tiene dos diferencias con relación a un GMAO: (1) su categoría de «plataforma», y (2) su inteligencia.

 

1. Más que un software, una plataforma.

Las plataformas Inteligentes de Mantenimiento son plataformas (¡sorpresa!) desde el diseño –  están creadas para ser todo un ecosistema de recursos (software y hardware) que ayudan a los gestores de mantenimiento a optimizar sus operaciones mediante una flexibilidad, inteligencia y conectividad excepcionales.

 

La funcionalidad de un GMAO adviene de su conjunto de características, que pueden ser más o menos atractivas según el software y su operación. Sin embargo, una PIM tiene la capacidad de conectarse e integrarse completamente con herramientas y recursos externos que tus equipos de mantenimiento necesitan para trabajar de forma más sencilla e inteligente.

 

Además de una multitud de apps nativas, una Plataforma Inteligente de Mantenimiento puede integrarse perfectamente con software externo – como ERP (se refiere a Enterprise Resource Planning, que significa “sistema de planificación de recursos empresariales”), CRM (se refiere a Client Relationship Management o sea, “gestión de relaciones con el cliente”), programas de facturación e incluso software personalizado –, y también con hardware como etiquetas NFC, sensores y todo tipo de IoT.

 

2. Inteligencia y automatización

Mientras que la principal característica de un GMAO es centralizar la información y gestionar las tareas, una PIM va más allá. Saca provecho de todos los datos para automatizar tareas y proporcionar sugerencias inteligentes, predicciones e ideas que permiten ahorrar tiempo.

 

Cada vez que conectas una nueva app a tu PIM, toda la plataforma mejora. Las apps que ya están conectadas adquieren nuevas recursos para que todo el sistema esté totalmente integrado, y los registros adquieren nuevas informaciones y funcionalidades.

 

Por ejemplo, una vez que conectes la app de Gestión de Existencias de Infraspeak, podrás añadir materiales a los trabajos programados directamente en la app de mantenimiento preventivo. Si conectas la app de consumos de edificios o la app de ventas, tendrás nuevos indicadores en la app de análisis, que luego se pueden ver en la app Dashboard.

 

Todo esto hace que las Plataformas Inteligentes de Mantenimiento sean bastante flexibles, ya que permiten la conexión a cualquier herramienta que se adapte a las necesidades de tu equipo u operación.

 

Esto significa que una PIM puede evolucionar con tu empresa a lo largo del tiempo. En los próximos 10 años no tendrás que cambiar de solución porque la complejidad de tu operación ha aumentado, y no perderás ninguna información recogida hasta ahora. ¿Necesitas más cosas? Sólo hay que conectar más cosas e integrar otras.

 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las PIM?

En cuanto a la funcionalidad, apenas hay desventajas en una PIM en comparación con un GMAO. Las Plataformas Inteligentes de Mantenimiento son el siguiente paso en la tecnología de gestión del mantenimiento, así que que no hay nada que un GMAO pueda hacer que no lo pueda hacer también una de estas plataformas.

 

Sin embargo, este aumento de la inteligencia, conectividad y flexibilidad tiene un precio. Naturalmente, un sistema más avanzado conlleva una mayor inversión inicial. Por lo tanto, si gestionas un equipo y una operación pequeños, es posible que quieras quedarte con un GMAO.

 

No obstante, uno de los principales errores que cometen los gestores de mantenimiento y de los edificios es considerar este tipo de tecnología como un coste y no como una inversión. A la larga, cuanto mejor sea la solución de gestión, mejores serán las sugerencias presentadas. Y cuanto mejores sean las sugerencias, más éxito tendrá la operación y más dinero acabarás ahorrando.

 

Por otro lado, el aumento de la funcionalidad de una PIM significa mucha más centralización, mejor rendimiento, mejores datos y, en definitiva, menos dinero gastado.

 

Entonces… ¿Debes invertir en una Plataforma Inteligente de Mantenimiento?

¿Gestionas grandes infraestructuras e instalaciones? ¿Eres un proveedor de servicios de mantenimiento con múltiples clientes y activos que gestionar? ¿Tienes la obligación de cumplir los acuerdos de nivel de servicio, así como las normas de calidad, seguridad e higiene? Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es «sí», entonces deberías considerar las PIM.

 

Si tienes una empresa más pequeña y menos ambiciosa, probablemente te bastará con un GMAO común. Esto es especialmente cierto si no tienes problemas con la toma de decisiones informadas, la comunicación en equipo o los costes con averías.

 

¿Curioso?

Entérate de cómo la Plataforma Inteligente de Mantenimiento de Infraspeak te ayudará a transformar tu operación hoy mismo. ¡Programa una conversación con uno de nuestros expertos!