Estamos llegando al final de otro año, así que es hora de pensar en lo que sigue. Siguiendo la tradición de años anteriores, estas son nuestras previsiones de los principales retos y tendencias del Facility Management para 2021.

 

Promover la distancia social en el trabajo 

Covid-19 ha entrado en la vida de los facility managers como un elefante en una tienda de porcelana. Aunque las vacunas empiecen a distribuirse al público ya en 2021, la distancia social seguirá siendo motivo de preocupación para los facility managers. Esto porque la vacunación se organizará por etapas, según los grupos de edad y los factores de riesgo. Y luego hay hipocondríaco en cada uno de nosotros, que no va a desaparecer tan pronto.

 

La mayoría de las empresas seguirá operando a distancia, al menos parcialmente. Pero para quienes están volviendo lentamente a la oficina, la Facility Management es fundamental. La tecnología de sensores inteligentes puede aplicarse para controlar el uso de escritorios y espacios de trabajo, baños e incluso las rutinas de limpieza. Los sensores de temperatura y humedad, por otro lado, son útiles tanto para proporcionar más comodidad como para mantener niveles óptimos que reduzcan la propagación del virus a través del aire.

 

Si estás preparando la vuelta a la oficina en 2021, este es un buen momento para revisar nuestra guía sobre cómo abordar el COVID-19 como facility manager y este artículo sobre cómo evitar el contagio en el trabajo.

 

IoT & Control Remoto

Si ha habido algo que el coronavirus ha hecho que destacara, fue el control remoto. Afortunadamente, la IoT ha jugado a favor de los facility managers. Los sensores tienen aplicaciones casi infinitas en FM, incluyendo el seguimiento de activos, iluminación, climatización, extinción de incendios, seguridad, gestión de existencias y supervisión de equipos. Como curiosidad, en 2015 McKinsey estimó que el mercado de IoT podría alcanzar los 1.100 millones de dólares para 2025, y que reduciría los costes asociados al tratamiento de enfermedades crónicas hasta en un 50%. En 2017, Gartner predijo que para 2025 tendríamos 20 mil millones de dispositivos conectados a Internet, mientras que Cisco estimó que serían 50. 

 

Todavía no sabemos exactamente cuántos dispositivos de IoT se han activado en 2020, pero está claro que han aportado un valor añadido para hacer frente a la pandemia. La IoT ha tenido numerosas aplicaciones durante los brotes de COVID-19, incluyendo en los cuidados sanitarios, el apoyo al trabajo a distancia, la gestión de stocks y la industria. Es probable que esta tendencia continúe a medida que los principales agentes del mercado aumenten la eficiencia y la precisión de estas tecnologías. 

 

  • Echa un vistazo a nuestra tienda de IoT para ver cómo mejorar la comodidad y la seguridad de tu empresa. 

 

Ningún software será una isla

A pesar de las diferencias, todos estos estudios coinciden en una conclusión: entre el 40 y el 60% de los dispositivos de IoT dependen de la interoperabilidad. ¡En 2021, será imposible escapar de la interconectividad! Además, hay una nueva generación de facility managers – el 40% de los facility managers se va a jubilar hasta 2026, por lo que los millennials los están sustituyendo rápidamente – que aceptará nada menos que una actitud de mobile-first o una plataforma user-friendly que pueda controlar con la punta de sus dedos.

 

Cuando estos dos factores se juntan, queda claro que el software de facility management tiene que integrarse con otras herramientas, ya sean plataformas de gestión de proyectos, ERP o software de facturación. Para los gestores, esto significa que se puede cotejar la información con facilidad, lo que les ofrece una perspectiva global de toda la organización y no solo de las partes que corresponden al FM y mantenimiento. Por cierto, no es por presumir, pero… ¿sabías que somos la plataforma de gestión más integrada del mercado?

 

Edificios Sostenibles

Los edificios sostenibles (también conocidos como «green buildings», o literalmente «edificios verdes») no son exactamente una nueva tendencia, pero han estado en alza en 2020. La Comisión Europea lanzó el primer marco para edificios sostenibles el pasado mes de octubre, el  Level(s). Se puede consultar libremente, así que cualquier profesional, desde constructores hasta facility managers, puede utilizarlo para evaluar su desempeño y mejorar. Al mismo tiempo, cada Estado Miembro ha presentado su respectivo Plan Nacional de Energía y Clima para 2021-2030, teniendo en cuenta el objetivo de la descarbonización total para 2050.

 

La responsabilidad de los nuevos edificios recae en los constructores, pero corresponde al Facility Management renovar los más antiguos. El enfoque principal es la eficiencia energética, gracias a un aislamiento más efectivo y al uso de sensores (¡sí, otra vez!). Según la Comisión, alrededor de 35 millones de edificios serán renovados hasta el 2030 como parte de una Renovation Wave o “Ola de Renovación”. Y este bien podría ser uno de los motores del sector en el mundo post-COVID.

 

Right to Repair (el “derecho a reparar”)

Si pensabas que el plan de la UE se reducía a edificios poco eficientes, te has equivocado. El otro gran enemigo público es la basura electrónica, y fue con esto en mente que la UE aprobó recientemente el «Derecho a Reparar«. La nueva legislación afecta a los electrodomésticos, los aparatos electrónicos, los teléfonos móviles y las tabletas, a los que ahora se exige que mantengan un índice de reparación – y que lo den a conocer al cliente. El objetivo es hacer que estos aparatos sean menos desechables y más fáciles de reutilizar, reparar y reciclar. 

 

En enero, Francia se convertirá en el primer país del mundo en adoptar una etiqueta con un índice de reparación, tal como lo que ya está sucediendo con la clasificación energética. Aún no sabemos exactamente cómo afectará esto al Facility Management, pero es probable que disminuya la depreciación de estos activos, aumente el número de reparaciones y disminuya la necesidad de reemplazar la electrónica. También puede cambiar la gestión de este tipo de existencias, ya que otro de los objetivos de la Unión es introducir cargadores comunes para todo tipo de equipos portátiles. 

 

Mantenimiento Predictivo 

Hablando de reparaciones, es oportuno terminar nuestras predicciones para el 2021 con el mantenimiento predictivo asistido por Inteligencia Artificial (AI). Los gestores de mantenimiento saben mejor que nadie que el mantenimiento preventivo puede dar lugar a un exceso de trabajo o a un trabajo improductivo. Cada vez que tiramos una pieza antes de que llegue al final de su vida útil, estamos perdiendo tiempo y recursos. El mantenimiento predictivo y el mantenimiento basado en la condición disminuyen los desechos y son más sostenibles en todos los aspectos.

 

La buena noticia es que la cantidad de información que se puede recoger a través de los sensores ya es suficiente para hacer el mantenimiento mucho más predictivo. Los sensores ayudan, por ejemplo, a comprender cuándo hay que cambiar una pieza. Sin embargo, puedes ir aún más lejos con la inteligencia artificial, que analiza los patrones y modos de fallo a lo largo de la vida de los activos. Por lo tanto, el mantenimiento asistido por la AI es una de las grandes tendencias a seguir en 2021… y hasta mucho después.

 

Tal como hemos dicho al principio del artículo, este es un año de adaptación y cambios. Es importante mantenerse al tanto de las tendencias y tomar las medidas necesarias para superar los desafíos que aquí se prevén. Habla con uno de nuestros expertos y descubre cómo Infraspeak puede impulsar tu operación y ayudarte a superar estos retos.