Si quieres evitar las averías, hay dos estrategias para prevenirlas. Una es el Mantenimiento Preventivo y la otra es el Mantenimiento Predictivo. Sin embargo, aparte de que ambos tienen un enfoque proactivo, hay diferencias fundamentales entre ellos. Sigue leyendo y descubre cuáles son esas diferencias.

En primer lugar… ¿Qué es el Mantenimiento Preventivo?

Las medidas de mantenimiento preventivo se planifican y ejecutan en los equipos para garantizar que no se produzcan fallos y mitigar las consecuencias de las averías. Estas tareas rutinarias se llevan a cabo independientemente del estado de funcionamiento actual, es decir, si funciona bien o no.

 

Generalmente, las medidas de mantenimiento preventivo se determinan por tiempo (por ejemplo, cada 6 meses), por uso (por ejemplo, cada 500 usos) o por marcos (por ejemplo, cada 3.000 kilómetros), con parámetros que se basan en las estadísticas recogidas sobre la vida útil prevista o media del equipo. Dado que el mantenimiento preventivo se basa en el tiempo o en el uso, se puede planificar con antelación. Sigue nuestra guía paso a paso para elaborar un plan de mantenimiento preventivo.

 

⚙️ Si buscas una solución rápida, puedes también descargar nuestra plantilla de Excel del plan de mantenimiento preventivo.

 

Ventajas e inconvenientes del mantenimiento preventivo

Este tipo de mantenimiento tiene muchas ventajas en comparación con el mantenimiento correctivo, que sólo se lleva a cabo después de que se comuniquen los fallos o el mal funcionamiento de los equipos. El mantenimiento preventivo reduce el downtime, aumenta la fiabilidad y mejora la seguridad. Según el Departamento de Energía de Estados Unidos, se consigue un ahorro de costes del orden del 12-18% en comparación con el mantenimiento correctivo.

 

El único problema del mantenimiento preventivo es que los informes no se basan en el estado real de los equipos. Esto puede llevar a un mantenimiento innecesario, lo que supone una pérdida de tiempo y dinero.

  • Hasta el 50% de los costes de mantenimiento son un «despilfarro», según IBM 
  • Cerca del 30% del mantenimiento preventivo se realiza con demasiada frecuencia
  • Sólo el 18% de las averías relacionadas con la edad siguen un patrón

 

¿Qué es el mantenimiento predictivo?

A diferencia del mantenimiento preventivo, el mantenimiento predictivo se basa en el estado actual de funcionamiento de un activo y no en estadísticas y cronogramas previamente definidos. El mismo informe del Departamento de Energía de Estados Unidos sugiere que el mantenimiento predictivo permite ahorrar entre un 25 y un 30% en comparación con el mantenimiento correctivo.

 

 La idea es utilizar el monitoreo de la condición para predecir la ocurrencia de un fallo incluso antes de que ocurra, lo que significa:

menos downtime no planificado;

menos mantenimiento innecesario;

menores costes en material/inventario MRO;

aumento de la vida útil de los activos;

monitorización exhaustiva de los activos, lo que supone un menor tiempo medio de reparación y también la posibilidad de comprobar la eficacia de los trabajos de mantenimiento.

 

Tipos de Mantenimiento Predictivo

El mantenimiento predictivo consta de dos etapas. La primera es la monitorización de la condición, que incluye diferentes tipos de técnicas de mantenimiento predictivo, como el análisis de vibraciones y de aceite para evaluar el estado actual de los equipos. A menudo, los primeros indicios de mal funcionamiento pueden detectarse antes de que los operarios se percaten de ellos, con una antelación de entre 60 y 90 días, según IBM.

 

Una vez que se detectan condiciones indeseables, como el desgaste o la desalineación, se programa una reparación antes de que se produzca una avería real. Se puede seguir monitorizando el estado de los activos para asegurarse de que el mantenimiento ha sido eficaz.

💡 Tipos de Mantenimiento Predictivo (técnicas de monitorización de la condición)

  • análisis de vibraciones
  • análisis acústico
  • análisis de infrarrojos
  • análisis de circuitos del motor
  • termografía
  • monitorización por ultrasonidos
  • radiografía
  • interferometría láser
  • mediciones eléctricas y electromagnéticas

 

Aunque a veces se utilicen indistintamente la monitorización de la condición y el mantenimiento predictivo, estas herramientas por sí solas no equivalen a un «mantenimiento predictivo». El mantenimiento predictivo implica un análisis más profundo de los datos. Los algoritmos de mantenimiento predictivo modelan los datos de monitorización de la condición para predecir cuándo se producirá un fallo, y esto es lo que permite tomar las medidas adecuadas.

 

 ¿Qué ocurre si no hay datos de mantenimiento?

Si no tienes datos de mantenimiento (ya sea porque tus activos son nuevos o muy fiables), será más difícil aplicar cualquier tipo de mantenimiento predictivo. En ese caso, tendrás que generar datos adicionales:

 

Desventajas del mantenimiento predictivo frente al preventivo

La implementación de una estrategia de mantenimiento predictivo suele ser más cara que una estrategia preventiva, ya que hay que invertir en herramientas de mantenimiento predictivo, software compatible y formar al personal para que las utilice e interprete los datos recogidos.

 

Entonces, ¿qué estrategia debes utilizar: mantenimiento preventivo o predictivo?

La mejor estrategia es tener un programa de mantenimiento que incorpore estos dos tipos de mantenimiento, según cada escenario. Recuerda que es necesario considerar el mantenimiento correctivo al adoptar estas estrategias (aunque menos).

Haz un análisis de cada caso y elige la estrategia de mantenimiento adecuada para cada activo.

 

Mantenimiento Preventivo Mantenimiento Predictivo

Puedes iniciar el mantenimiento preventivo en cualquier momento

En primer lugar, hay que recopilar datos

Se basa en el tiempo y en el uso, en ciclos

Identifica posibles fallos

Planificado con antelación

Planificado «sobre la marcha”

Costes bajos/medios, requiere un software de mantenimiento y listas de verificación de mantenimiento preventivo

Costes medios/altos, requiere software de monitorización de la condición, sensores y herramientas, además de formación

Normalmente requiere un downtime planificado para inspecciones y verificaciones rutinarias

Puede realizarse con las máquinas en funcionamiento

Las empresas deben preparar las piezas de recambio y organizar el inventario

Compra las piezas que necesitas y no sustituyas las que aún funcionan

Algunos trabajos pueden realizarse en activos que no lo necesitan, sólo por «prevención»

Evita tanto el «usarlo hasta que se rompa» como el mantenimiento innecesario

↪️ Adecuado para activos difíciles de controlar y cuyo coste de avería es elevado  ↪️ Adecuado para activos fáciles de controlar y cuyas averías son predecibles

 

↪️Si el coste del análisis es demasiado elevado, puedes utilizar técnicas de mantenimiento preventivo o de monitorización de la condición sin el análisis predictivo extra.

 

A lo largo de este artículo, hemos visto que tanto el mantenimiento preventivo como el predictivo son proactivos, planificados y asociados a una mayor disponibilidad y fiabilidad. ¿Qué otra cosa que tienen en común? La mejor manera de planificarlos es utilizar un software.

 

Las Plataformas Inteligentes de Mantenimiento, como Infraspeak, existen precisamente para ayudarte a definir, planificar, ejecutar y monitorizar tu estrategia de mantenimiento. ¡Marca una reunión y compruébalo tú mismo!