A pesar de ser fundamental para el funcionamiento de las empresas, el mantenimiento se sigue considerando a menudo como un «gasto» y un «mal necesario». ¿El resultado? Algunos departamentos de mantenimiento se convierten en puertas giratorias, incapaces de retener a gerentes, supervisores y técnicos.

 

La rotación de empleados (turnover) se vuelve especialmente grave si tenemos en cuenta la falta de técnicos especializados. Además, el proceso de contratación y formación de nuevos empleados también tiene un coste para la empresa. ¡Lee algunas de nuestras sugerencias para reducir la rotación de técnicos y gerentes de mantenimiento y retener el talento!

 

Dar feedback constructivo

La parte ingrata del trabajo de mantenimiento es que, cuando se hace correctamente, se vuelve invisible. Algunas empresas sólo prestan atención a este departamento cuando quieren encontrar al culpable de un mal funcionamiento. Pero, como todos sabemos, el mantenimiento no sólo se utiliza para «apagar incendios» cuando el equipo se avería.

 

Es fundamental que el mantenimiento sea visto como un área estratégica para lograr los objetivos de la empresa. El equipo debe sentirse reconocido cuando obtiene buenos resultados (poco tiempo de inactividad, alta disponibilidad y confiabilidad de los activos), en lugar de simplemente recibir comentarios negativos.

 

… Y saber cómo recibir feedback

La comunicación siempre tiene dos direcciones. Muéstrate abierto a recibir comentarios. Es importante comprender cuáles son las expectativas de los supervisores y técnicos. ¿Sienten que no tienen las herramientas que necesitan? ¿Creen que trabajan demasiadas horas? ¿No están de acuerdo con los turnos de trabajo?

 

A nadie le gusta sentirse invisible y mucho menos sentirse ignorado. Presta atención a los comentarios del equipo y promueve la mejora continua a través de eventos Kaizen, por ejemplo, en los que todos puedan discutir la mejor forma de solucionar cada uno de los problemas que afectan a las operaciones de la empresa.

 

El software adecuado

Sin las herramientas adecuadas, no existen las condiciones necesarias. Y cuando hablamos de mantenimiento, no nos referimos sólo al material para realizar las reparaciones. Entre el software, el IoT y las técnicas de mantenimiento basadas en condiciones cada vez más avanzadas, existe una gran cantidad de tecnología que agiliza las operaciones.

 

Por lo tanto, es seguro decir que el software de gestión de activos también ayuda a retener a los mejores profesionales contigo y proporciona un entorno más gratificante. Para los técnicos de campo, es más práctico acceder a las hojas de datos técnicos y las solicitudes en un dispositivo móvil, por otro lado, los gerentes pueden monitorear todos los procesos de forma remota.

 

Soporte remoto

A menudo olvidamos que el trabajo de mantenimiento puede resultar profundamente solitario. Vivir en una isla hace que el gerente de mantenimiento y los técnicos se sientan estancados y desmotivados. No es suficiente implementar una cultura corporativa sólida, tienen que demostrar que son un equipo que trabaja a diario.

 

Una de las mejores formas de hacerlo es comunicarse con los equipos sobre el terreno y crear «centros de información». Para los técnicos, especialmente aquellos con menos experiencia, sentir que tienen este soporte remoto es una ventaja. Al mismo tiempo, nunca dejan de sentirse parte de un equipo.

 

En el caso de empresas que brindan asistencia técnica, este punto es especialmente importante porque sus técnicos también son su cara ante los clientes. Ofrecerles este soporte les permite brindar una mejor experiencia y promover la lealtad del cliente, según un estudio de Deloitte UK.

 

Formación continua

En la misma línea de pensamiento, también es importante ofrecer una formación constante para combatir la sensación de “estancamiento”. Durante la capacitación inicial, es importante brindar oportunidades para progresar y aprender. La formación continua resulta especialmente atractiva para quienes están iniciando su carrera.

 

Tanto el Mantenimiento como el Facility Management son áreas que están evolucionando rápidamente y que requieren adaptabilidad. Siempre que adoptes una nueva tecnología que tenga un impacto directo en el trabajo del equipo, prepara una fase de incorporación para facilitar la implementación.

 

Autonomía

Por un lado, trabajar sólo puede promover el check out mental del equipo y de la empresa. Por otro lado, dar más autonomía a tus empleados muestra confianza y un liderazgo menos autoritario. De hecho, son varios los responsables que defienden este enfoque en el mantenimiento industrial.

 

Las empresas que promueven el mantenimiento autónomo, que puede servir de trampolín para el Mantenimiento Productivo Total (TPM), involucran mucho más a cada trabajador en las operaciones diarias. Esta mayor responsabilidad se traduce en más participación, compromiso y equipos de alto desempeño.

 

Seguridad en el trabajo

¿Conoces a alguien a quien le guste un trabajo lleno de riesgos? Nosotros tampoco. Pero la seguridad en el trabajo es un problema particularmente agudo en el mantenimiento, que está relacionado con el 10 – 15 % de los accidentes laborales mortales en Europa y el 15 – 20 % del total.

 

Por lo tanto, no cabe duda de que proporcionar un entorno de trabajo seguro es uno de los factores que más contribuye a reducir la rotación del departamento de mantenimiento. Las nuevas tecnologías también pueden contribuir a reducir el número de accidentes laborales, a través de sensores, sondas, robots o Internet of Behaviors (Internet del Comportamiento).

 

Además, ten en cuenta que estamos ante lo que en español llamamos “una pescadilla que se muerde la cola”: si tus técnicos no están comprometidos, es probable que sean más descuidados y corran riesgos innecesarios. Según un estudio de Gallup, las empresas que involucran más a sus empleados también son más seguras y tienen un 70 % menos de accidentes laborales.  Por lo tanto, no sólo puedes disminuir la rotación de tu equipo, sino también aumentar la seguridad laboral. Win-win, como nos gusta aquí en Infraspeak.