¿Cuáles son los principales tipos de mantenimiento?

Los equipamientos, máquinas, sistemas e instalaciones se han ido evolucionando y modificándose mucho durante estos últimos años. Están cada vez más sofisticados lo que exige una mejora continua en los procedimientos de mantenimiento y un trabajo más riguroso por la parte del gerente de mantenimiento.

A pesar de la evolución de equipamientos e instalaciones, las necesidades de mantenimiento se quedan semajantes. Llevando en cuenta que el mantenimiento es un conjunto de acciones técnicas que pretenden asegurar y regular el normal funcionamiento de estos equipamientos, se puede dividir la área en dos grupos principales: preventivo y correctivo.

Mantenimiento Preventivo

Como gerente de mantenimiento, hay que entender que el mantenimiento preventivo no es una obra que se realiza cuando un equipamiento funciona mal, sino que es una série de medidas que se toma con el propósito de prevenir el acontecimiento de un problema. En otras palabras, como se indica su nombre, se efectua el mantenimiento preventivo con el objectivo de prevenir fallos.

Normalmente, se realiza este tipo de mantenimiento en períodos de tiempo o segun criterios preestablecidos. Eso da origen a lo que denominamos mantenimiento programado e mantenimiento sistemático. Cabe agregar que estos mencionados tipos de mantenimiento tienen la función de reducir el riesgo del mal funcionamiento y de la degradación de equipamientos.

Dependiendo del tipo de equipamiento o infraestrutura, se incluye en la gama de responsabilidades de un gerente de mantenimiento la gestión de mantenimiento condicionado y predictivo que preven la vigilancia del funcionamiento e parámetros de degradación de un equipamiento.

Mantenimiento Correctivo

Como gerente de mantenimiento, está igualmente importante entender que se realice el mantenimiento correctivo en el momento que se detecte un defecto, un fallo o una anomalia en un determinado equipamiento. Otra vez, como el nombre indica, se hace el mantenimiento correctivo para corregir un problema.

Contrariamente al mantenimiento preventivo, no se predetermina las medidas correctivas. Se realiza estas acciones una vez que se dé cuenta de un fallo o mal funcionamiento de una instalación o equipamiento.

Existe la posibilidad de que, dependiendo del equipamiento, un gerente de mantenimiento tenga que efectuar acciones diferidas o aún mantenimiento urgente.

La verdad lisa y llana es que para tener éxito como un gerente de mantenimiento, hay que asegurar que se realicen ambos tipos de mantenimiento de forma eficiente, tanto preventivo como correctivo.