Durante años, el mantenimiento de los hoteles se consideraba un «mal necesario». Se trataba sobre todo de un mantenimiento correctivo, que sólo entraba en juego cuando algo se rompía. Pequeñas reparaciones en las paredes de cartón yeso, pintar las paredes manchadas por las ruedas de las maletas, sustituir los televisores rotos, cambiar los toalleros, arreglar las fugas de agua y desatascar los aseos. Sin embargo, tener una actitud reactiva con todos los equipos de tu hotel puede salirte caro. Aquí es donde entra en juego el mantenimiento preventivo para hoteles.

 

Cuando hablamos de hostelería, el mantenimiento preventivo tiene varias ventajas. La primera es proporcionar más seguridad a todos los que utilizan el hotel, ya que evita los brotes de legionela y otros problemas de salud pública. La segunda es proporcionar una estancia más agradable a sus huéspedes, ya que disminuye considerablemente el downtime no programado. La tercera es que los equipos tienen una vida útil más larga, lo que proporciona un mayor retorno de la inversión.    

 

La perspectiva de una mayor seguridad, una mejor calidad de servicio y un ahorro en el mantenimiento debería ser suficiente para despertar tu interés en el mantenimiento preventivo para hoteles.  ¿Pero cómo?  Un estudio realizado en 2005 sobre los hoteles de Algarve, en Portugal – el único que hemos encontrado sobre el tema – indica que los hoteles de 4 estrellas tienen, de media, 5,7 empleados de mantenimiento. En los hoteles de cinco estrellas, la cifra se eleva al 18,8. (¡Por si había alguna duda de que el mantenimiento también contribuye a un servicio de primera categoría!)

 

Los equipos de mantenimiento, que incluyen ingenieros, electricistas, fontaneros, carpinteros, jardineros, housekeeping y técnicos de mantenimiento polivalentes, corresponden a un porcentaje relativamente pequeño del personal. Muchos hoteles recurren a la subcontratación para el mantenimiento de ascensores, aparatos de climatización y piscinas, por ejemplo. Eso no significa que no debas tener un programa de mantenimiento general, con algunas actividades de monitorización realizadas por tu equipo interno.

 

Empieza por examinar los equipos que necesitan mantenimiento preventivo. A continuación, planifica un mantenimiento más exhaustivo para la temporada baja para que no se interrumpa la actividad normal del hotel. Por último, determina para qué servicios necesitas subcontratar a otra empresa y cuáles son los que realiza tu equipo. ¡Te echamos una mano! Hemos preparado una lista de verificación de mantenimiento para hoteles para que puedas:

 

  • planificar mejor tus actividades de mantenimiento; 
  • ayudar a tu equipo de mantenimiento a cumplir con todas las tareas esenciales en el día a día;
  • evaluar las actividades a realizar con posibles proveedores externos. 

 

Lista de verificación de mantenimiento preventivo para hoteles

 

La lista de verificación incluye una lista de tareas de mantenimiento preventivo de hoteles para los siguientes equipos: 

 

  • Ascensores y montacargas
  • Unidades de tratamiento de aire
  • Torres de refrigeración
  • Enfriadores
  • Calderas
  • Cocinas industriales
  • Instalación eléctrica
  • Generadores
  • Lavandería industrial
  • Agua y fontanería
  • Piscinas y spas
  • Gimnasios 
  • Placas solares
  • Central de bombeo contra incendios y otros servicios de seguridad
  • Jardinería y espacios exteriores
  • Y también tareas preventivas para proporcionar mayor comodidad a tus huéspedes.

 

Te sugerimos la frecuencia con la que debes realizar cada tarea y algunos consejos extra de mantenimiento predictivo para hoteles. Si tienes algún equipo de climatización que no se menciona en esta lista, no te olvides de que también puedes consultar nuestra Lista de Verificación para el Mantenimiento de Climatización

 

Descarga la Lista de Verificación de Mantenimiento Preventivo para Hoteles aqui.