Por lo que se refiere a la reapertura de los hoteles después de la inactividad debido a la COVID-19, no hay lugar para la improvisación. Pensando en lo que será esta «nueva normalidad» del sector hotelero, Infraspeak ha preparado una checklist de medidas para prevenir el contagio de COVID-19 en su hotel.

 

Como sería de prever, gran parte de la carga recae en el equipo de housekeeping. La desinfección de las habitaciones y las zonas comunes es el paso número uno para combatir la propagación del virus dentro de un hotel. Para la seguridad de todos, su personal debe proteger a los huéspedes y protegerse a sí mismo. Y, como no podíamos dejar  de hacer, también incluimos algunos cuidados de mantenimiento extra.

 

Cómo recibir a los huéspedes infectados con COVID-19

El virus no desaparecerá, así que hay una posibilidad muy real de que tenga que recibir huéspedes infectados, huéspedes con sospecha de infección o que sean puestos en cuarentena durante 14 días tras su llegada. Esto obligará a que su equipo tenga un cuidado especial, sin comprometer la comodidad del huésped.

 

✓ En caso de tener un huésped con sospecha de infección por COVID-19, debe aislarlo en una habitación con teléfono, baño propio, contenedor de desechos biológicos, termómetro, agua, kit de alimentos y material de protección mientras espera la llegada de los profesionales de salud. Es preferible que esta habitación tenga una ventilación natural y que no haya alfombras, moquetas o cortinas (que son difíciles de desinfectar).

 

✓ Si tiene huéspedes que necesiten estar en cuarentena por haber viajado en un vuelo con portadores de COVID-19 o por haber llegado de áreas con transmisión comunitaria del virus, debe avisar al equipo de servicio de habitaciones. El personal debe cambiar el equipo de protección en cada habitación potencialmente infectada.

 

✓ Si espera que varios huéspedes vayan a estar en cuarentena, facilite la comunicación entre ellos y el equipo de room service y housekeeping a través de intercomunicadores. Considere la posibilidad de ofrecer pensión completa dentro de los 14 días siguientes a la llegada y, si es necesario, asegúrese de que estos huéspedes no tengan que salir del hotel para comprar medicamentos.

 

✓ Todas las habitaciones con casos sospechosos de COVID-19 deben estar equipadas con un sistema de alarma que el huésped pueda activar en caso de emergencia. 

 

✓ Debe usar dos bolsas de basura para los residuos que provenien de estas habitaciones. 

 

Preparar al equipo de housekeeping para desinfectar y eliminar el coronavirus

El equipo de housekeeping es el que más peligro corre. Para evitar el contagio del SARS-CoV-2, deberá adoptar nuevas medidas de limpieza.

 

Adapte la checklist de las tareas de housekeeping a realizar en cada limpieza, especialmente después de cada check-out.

 

✓ Entrene a las personas que tratan de la ropa de cama y de las habitaciones para que usen equipos de protección individual (máscara, guantes de nitrilo, delantal de plástico, protección ocular) ya que corren un mayor riesgo.

 

✓ Planifique nuevas rutinas de trabajo y divida a los equipos: un equipo retira la ropa de cama y las toallas; luego, con un intervalo de 2-4 horas, es otro equipo el que las cambia.

 

✓ El equipo que se encargará de retirar la ropa de las habitaciones no debe “agitar” o sacudir las sábanas, que deben ser envueltas para hacer una «envoltura».

 

✓ Explique a todo el equipo de housekeeping cómo desinfectar las superficies con lejía, cloro o alcohol al 70% y las respectivas concentraciones de desinfectante. En alternativa, para evitar dañar los materiales sensibles (como las maderas o los platos de ducha de resina), se pueden utilizar detergentes viricidas. 

 

✓ Los paños de limpieza deben ser de un solo uso; el cubo y la mopa para limpiar el baño no deben usarse en los dormitorios y viceversa. La limpieza debe hacerse desde la zona (presumiblemente) más limpia hasta la más sucia. 

 

✓ Instale una lavadora para uso exclusivo de los profesionales responsables de la limpieza de las habitaciones. La ropa debe ser lavada a 60ºC por lo menos durante 30 minutos. Si el tejido no soporta esta temperatura, se debe hacer un segundo ciclo con el desinfectante adecuado.

 

✓La limpieza de las habitaciones debe empezar a incluir una cuidadosa desinfección de todos los mandos e interruptores – si es posible, permita a los huéspedes que controlen la televisión y el aire acondicionado desde sus teléfonos móviles. 

 

✓ Las paredes tanto en las habitaciones como en las áreas comunes deben limpiarse hasta la altura de un brazo. 

 

✓ Las áreas comunes en las que pasa más gente, como la recepción, deben desinfectarse varias veces al día. Los terminales de pago con tarjeta deben desinfectarse con una toallita después de cada uso – no use alcohol puro en el terminal ya que puede dañar irreparablemente el TPA.

 

✓ Los platos siempre deben lavarse en la máquina al menos a 60ºC. 

 

✓ No utilice el aspirador de polvo, ya que transforma las gotas del virus en aerosoles. La limpieza debe ser siempre húmeda o con aspiradores de agua. 

 

Aprenda más cómo organizar a su equipo después de la cuarentena.

 

Reducir el contagio huésped-trabajador y huésped-huésped 

La distancia social es una de las formas más eficaces de prevenir el contagio, ya que el SARS-CoV-2 se propaga cuando una persona infectada habla, tose o estornuda. Así que prepárese para hacer algunos ajustes en el funcionamiento normal del hotel y evitar el contagio entre los huéspedes o entre los huéspedes y el personal.

 

✓ Coloque dispensadores de una solución antiséptica en todos los puntos de entrada y salida: puerta principal, junto a la recepción; en la entrada de cada planta, junto a los ascensores; y en la entrada de los comedores.

 

✓ Evite las colas en la recepción – considere la posibilidad de adoptar sistemas de “quioscos” de check-in automático para evitar las colas. 

 

✓ Las llaves de las habitaciones deben ser desinfectadas después de cada check-out o, si es posible, reemplazadas por llaves digitales.

 

✓ Establezca un número máximo de personas que puedan permanecer en las áreas comunes al mismo tiempo para cumplir con las reglas de distancia social. Si es necesario, amplíe el área dedicada al servicio de desayuno para garantizar la seguridad de todos. Si no existe esta posibilidad, ofrezca room service a los huéspedes que no tengan sitio en el salón de desayunos, el restaurante o el bar.

 

✓ Suspenda los servicios de SPA que no son compatibles con la distancia social, como los masajes terapéuticos y la acupuntura.

 

✓ Siempre que sea posible, los huéspedes deben usar su propio equipo deportivo. Si suele alquilar material para la práctica deportiva (por ejemplo, raquetas, bicicletas, gafas de buceo, palos de golf), debe desinfectarlo después de cada uso y esperar unas horas antes de ponerlo a disposición de otro huésped. 

 

Cuidados extra de mantenimiento 

Asegurar la ventilación de los espacios, evitar la recirculación del aire y del agua son cuidados de mantenimiento que proporcionan una seguridad extra a sus huéspedes y al personal.

 

✓ La ventilación debe estar conectada 24/7: en ambientes cerrados, la distancia de 2 metros no es suficiente para prevenir la propagación del virus

 

✓ Los técnicos de mantenimiento deben conocer las mejores prácticas para operar los sistemas AVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado) durante la epidemia y usar equipo de protección (gafas y visores) cuando sustituyan los filtros.

 

✓ Si el hotel sigue parcialmente cerrado, no se olvide de utilizar todos los puntos de agua (grifos y duchas) al menos una vez a la semana para evitar la proliferación de microorganismos como la legionela. Se recomienda hacer análisis del agua de la piscina, jacuzzi y fuentes artificiales. Vea aquí más medidas de mantenimiento que son esenciales incluso en hoteles cerrados.

 

✓ Si un huésped con COVID-19 ha usado recientemente la piscina, debe lavarla y desinfectarla (incluyendo las escaleras de acceso, las plataformas de salto y los chorros tipo pico de pato). Puede seguir los procedimientos habituales para la cloración.

 

Volte a encher com água desinfetada com cloro. Si un huésped con COVID-19 ha usado recientemente el jacuzzi, se recomienda tirar el agua totalmente, lavar y desinfectar. Vuelva a llenarlo con agua desinfectada con cloro.