El aumento de la sostenibilidad en hostelería es uno de los principales retos del sector. Hay cuatro ejes que deben influir en la decisión de hacer su hotel más sostenible: el impacto ambiental, económico, social y cultural. Es decir, un hotel sostenible tiene un sesgo ecológico y una mejor relación coste-eficiencia y más beneficios. Al mismo tiempo, los consumidores suelen preferir los hoteles con sentido de la responsabilidad social, lo que beneficia la propia imagen de la marca.

 

En general, el enfoque para aumentar la sostenibilidad en hostelería se centra en tres puntos: reducir el consumo de agua, disminuir los gastos de electricidad y producir menos residuos. Los programas de reutilización de toallas y batas, los sensores de luz y movimiento ya son los básicos de la industria, pero no son suficientes. Estas son algunas sugerencias para hacer su hotel más sostenible:

Aprovechar el agua de la lluvia

Si su hotel tiene jardines o un campo de golf, aprovechar el agua de la lluvia es la mejor manera de mantener las áreas verdes sanas. Recoger el agua de la lluvia en tanques para su uso en la irrigación evita el desperdicio de agua potable ¡e incluso disminuye el impacto ambiental durante los meses más secos!

 

Optar por productos de temporada y locales

Bacalao de Portugal, vinos de Francia, carne de Argentina… Probablemente ha probado ya estas comidas. Pero, ¿alguna vez ha imaginado la cantidad de contaminación para hacer su transporte? Una buena manera de hacer su hotel más ecológico es preferir un menú con productos locales y de temporada. Incluso puede hacer que sea un punto fuerte para sus invitados. Al final, nadie viaja para comer hamburguesas de McDonald’s, ¿verdad?

 

Reducir el uso de productos desechables 

¿Cuántos artículos desechables les deja a sus invitados en la habitación? ¿Cuántos vasos y cubiertos de plástico se usan en el bar de la piscina? ¿Las botellas de agua de su hotel son de plástico? Ahora imagine cuántas toneladas de plástico, por mes, se acumulan con estos productos. Prefiera los envases de vidrio y los artículos de uso lavables y esterilizables (como el bambú, por ejemplo) y reduzca los residuos en su hotel.

 

Aprovechar las sobras de comida

Entre los desayunos, almuerzos y cenas, es imposible que no haya sobras de comida. En lugar de tirarlas, haga el compostaje de las sobras y las cáscaras para fertilizar los jardines, parterres y áreas verdes del hotel. Si su hotel no tiene áreas verdes, busque un socio que pueda usar el compostaje.

 

Cambiar las tarjetas de las habitaciones

Las tarjetas que sirven como llave de las habitaciones en la mayoría de los hoteles están hechas de plástico (normalmente PVC). Para reducir el uso de plástico en el hotel, busque materiales más ecológicos como la madera y los bioplásticos.

 

Reducir el uso de papel

Facturas, pedidos internos y del restaurante… No hace falta recordar cuánto papel se usa cada día en un hotel. Por eso recomendamos usar una opción más ecológica: softwares inteligentes. Con ellos, todas las facturas se almacenan en la nube, sin necesidad de usar papel, que puede perderse en cualquier lugar.

 

Preferir productos de limpieza ecológicos

Ya sean detergentes para la ropa o productos de limpieza para las habitaciones y las áreas comunes, prefiera los productos de limpieza ecológicos. Los detergentes ecológicos utilizan más ingredientes naturales y menos productos químicos, por lo que son menos tóxicos y dañinos. ¡Mejores para el medio ambiente y para sus invitados!