Los Equipos de Protección Individual (EPI) son elementos fundamentales en entornos laborales donde la seguridad y la protección del trabajador son prioritarias. En esta guía, exploraremos en detalle los tipos de EPI disponibles, como y cuándo revisarlos y, crucialmente, las normativas que regulan su uso en España.

¿Qué es un EPI?

Un Equipo de Protección Individual es un dispositivo o producto diseñado para proteger la salud y la seguridad del trabajador. Su propósito es evitar o minimizar riesgos en el entorno laboral, como accidentes, lesiones o enfermedades profesionales. En resumen, los EPI son guardianes personales que protegen a los trabajadores en diversas industrias.

En entornos de mantenimiento industrial, los EPI desempeñan un papel vital, sino que los trabajadores deben protegerse de posibles riesgos, como productos químicos corrosivos o maquinaria pesada. Ejemplos de EPI comunes en esta industria incluyen trajes de protección química, guantes resistentes a cortes y cascos de seguridad.

Clases de EPI

En relación a los Equipos de Protección Individual, no se utilizan clases como una categorización universal estándar. Sin embargo, los EPI se clasifican en diferentes categorías o tipos según su nivel de protección y uso. Las tres categorías comunes de EPI son las siguientes:

  1. EPI de Categoría I: Estos son EPI de bajo riesgo. Incluyen productos diseñados para proteger contra riesgos mínimos que no pueden causar daño grave o irreversible. Ejemplos de EPI de Categoría I son guantes resistentes a cortes ligeros, gafas de sol, o ropa de protección de uso doméstico.
  2. EPI de Categoría II: Los EPI de Categoría II son aquellos que ofrecen un nivel de protección intermedio. Están destinados a proteger contra riesgos que pueden causar lesiones graves o incluso la muerte. Esto incluye una amplia gama de EPI, como cascos de seguridad, protectores auditivos, guantes resistentes al calor y chalecos de alta visibilidad.
  3. EPI de Categoría III: Los EPI de Categoría III son los que brindan la mayor protección y se utilizan en situaciones en las que existe un riesgo mortal o riesgos que pueden causar daño irreversible. Estos EPI están sujetos a las evaluaciones más rigurosas y las certificaciones más estrictas. Ejemplos de EPI de Categoría III incluyen trajes de protección química contra sustancias peligrosas, equipos de protección respiratoria y dispositivos de protección contra caídas.

Tipos de EPI

Protección para la cabeza

  • Cascos de seguridad: Protegen la cabeza contra impactos y objetos que caen desde alturas.
  • Gorros o cofias para protección contra productos químicos o altas temperaturas.

Protección ocular y facial

  • Gafas de seguridad: Protegen los ojos de partículas, salpicaduras químicas y radiación.
  • Pantallas faciales: Ofrecen protección adicional para la cara, especialmente en trabajos de soldadura.

Protección auditiva

  • Protectores auditivos: Reducen el riesgo de daño auditivo debido a ruido intenso en entornos industriales.

Protección respiratoria

  • Máscaras respiratorias: Filtran partículas, gases o vapores para proteger las vías respiratorias del trabajador.
  • Respiradores autónomos para entornos con atmósferas peligrosas.

Protección para manos y brazos

  • Guantes de seguridad: Protegen las manos contra cortes, abrasiones, productos químicos o temperaturas extremas.

Protección para pies y piernas

  • Botas de seguridad: Resistentes al impacto, productos químicos, calor y electricidad estática.
  • Polainas o botas de caucho para entornos húmedos o con sustancias peligrosas.

Protección corporal

  • Chalecos antibalas y chalecos de alta visibilidad.
  • Trajes de protección química para entornos con riesgo de exposición a productos químicos peligrosos.
  • Ropa ignífuga para trabajos en entornos con riesgo de incendio.

Protección para caídas y trabajos en altura

  • Arneses de seguridad: Impiden caídas desde alturas y se utilizan en combinación con cuerdas y sistemas de anclaje.

Protección para soldadores

  • Delantales y chaquetas ignífugas.
  • Pantallas faciales y guantes resistentes al calor.
  • Ropa aislante para trabajadores en entornos de temperaturas extremas y resistentes a productos químicos corrosivos.

La elección del EPI adecuado depende de los riesgos específicos presentes en el entorno de trabajo y las necesidades individuales de protección de los trabajadores. La correcta selección, uso y mantenimiento de los EPI son esenciales para garantizar la seguridad en el lugar de trabajo.

Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) y EPI

En España, el uso de Equipos de Protección Individual está regulado por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) y su reglamentación asociada. La LPRL establece las normas y directrices para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores.

Según la LPRL y sus regulaciones, el uso de EPI es obligatorio en España en situaciones en las que no se pueden eliminar o reducir los riesgos laborales de otra manera. En otras palabras, cuando la evaluación de riesgos en el lugar de trabajo determina que existen riesgos para la seguridad o la salud de los trabajadores y que no se pueden evitar de manera efectiva a través de medidas de control o modificación del entorno, se requiere el uso de EPI.

Las obligaciones relacionadas con los EPI en España incluyen:

Obligación del Empleador

El empleador tiene la responsabilidad de proporcionar a los trabajadores los EPI necesarios de forma gratuita, mantenerlos en condiciones adecuadas y garantizar que se utilicen correctamente. Esto implica proporcionar capacitación sobre el uso adecuado de los EPI y supervisar su cumplimiento.

Obligación del Trabajador

Los trabajadores tienen la obligación de utilizar los EPI proporcionados de acuerdo con las instrucciones y la capacitación proporcionada, así como notificar a su empleador cualquier problema o daño en los EPI.

Sanciones y Multas

El incumplimiento de las normativas relacionadas con los EPI en España puede conllevar sanciones y multas para los empleadores. Además, los trabajadores tienen derechos legales para negarse a realizar tareas que pongan en peligro su seguridad si no se les proporcionan EPI adecuados.

📝 ¡Importante! Puedes consultar aquí el Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual. Él establece las obligaciones y responsabilidades de los empleadores y los trabajadores en relación con los EPI en España. Además, aborda aspectos como la formación, la información y la consulta a los trabajadores sobre el uso de EPI.

¿Quién debe revisar los EPI?

La revisión de los Equipos de Protección Individual es una parte fundamental para garantizar su efectividad y la seguridad de los trabajadores. La responsabilidad de revisar los EPI recae en varias partes, y la frecuencia de las revisiones puede variar según el tipo de EPI y las normativas específicas:

El Usuario del EPI

El usuario del EPI es la primera línea de defensa para su propia seguridad. Antes y después de cada uso, debe realizar una inspección visual rápida para asegurarse de que el EPI esté en buen estado. Si se detecta algún daño o defecto, el EPI no debe utilizarse y debe ser reemplazado o reparado.

Personal de Supervisión y Seguridad

El personal de supervisión y seguridad en el lugar de trabajo, como supervisores, jefes de seguridad o responsables de recursos humanos, también tiene la responsabilidad de supervisar el cumplimiento de las normativas de EPI y garantizar que los trabajadores utilicen los EPI adecuados. Deben realizar inspecciones periódicas para asegurarse de que los EPI estén en buen estado y se utilicen correctamente.

Profesionales de Salud y Seguridad Ocupacional

Los profesionales de salud y seguridad ocupacional pueden desempeñar un papel crucial en la revisión de los EPI, especialmente en entornos industriales complejos. Pueden realizar auditorías de seguridad, capacitación sobre el uso adecuado de los EPI y supervisar la implementación de políticas de seguridad.

Personal Especializado en el Mantenimiento de EPI

En algunos casos, puede ser necesario contar con personal especializado para la inspección y mantenimiento de EPI más avanzados, como equipos de protección respiratoria o trajes químicos. Estos profesionales están capacitados para evaluar y mantener EPI específicos según las normativas del fabricante.

👨‍💻 Lee también: Las técnicas de prevención del error humano y el mantenimiento industrial

¿Cuándo se deben revisar los EPI?

La frecuencia de las revisiones de EPI puede variar según varios factores, como el tipo de EPI, la intensidad de uso y las regulaciones específicas de la industria. Aquí hay algunas pautas generales:

✔️ Antes de Cada Uso: Antes de cada turno o tarea, el usuario debe realizar una inspección visual rápida del EPI para detectar daños evidentes o defectos. Si se encuentra algún problema, el EPI no debe utilizarse.

✔️ Inspecciones Regulares: Además de las revisiones antes de cada uso, los EPI deben someterse a inspecciones regulares programadas por personal de seguridad o salud ocupacional. La frecuencia de estas inspecciones dependerá de factores como el tipo de EPI y el nivel de riesgo en el lugar de trabajo.

✔️ Tras un Uso Excesivo o Daño: Si un EPI se ha sometido a un uso excesivo, como exposición a productos químicos corrosivos o condiciones extremas, o si se ha dañado de alguna manera, debe someterse a una revisión inmediata. Algunos EPI, como los cascos después de un impacto, pueden requerir reemplazo inmediato.

✔️ Según las Normativas Locales: Es importante consultar las regulaciones y normativas locales, ya que estas pueden establecer requisitos específicos para la inspección de EPI. A menudo, estas normativas definen plazos específicos y procedimientos de revisión.

EPI y la norma UNE-EN 365

La norma UNE-EN 365 es una referencia importante en la inspección de EPI contra las caídas de altura, y anula a la anterior UNE-EN 365:1993. Aquí puedes consultar los requisitos generales para las instrucciones de uso, mantenimiento, revisión periódica, reparación, marcado y embalaje.

Una charla de 10 minutos es todo lo que necesitas.
Descubre cómo Infraspeak puede ayudar con el mantenimiento inteligente.