El sector de mantenimiento está evolucionando rápidamente en todo el mundo y España no es una excepción: los equipos de mantenimiento tienen que adaptarse a los nuevos paradigmas y tecnologías para hacer frente a las crecientes expectativas y a la disminución de la disponibilidad de recursos y de tiempo. Pero, ¿cuáles son los principales desafíos operativos que enfrentan los equipos de mantenimiento españoles en la actualidad?

Infraspeak habló con 50 gerentes de mantenimiento para conocer las dificultades cotidianas de sus operaciones y las causas fundamentales que se atribuyen a estos retos.

Datos, Control y Papel

Cuando se les pidió que enumerasen sus mayores retos, los gerentes españoles apuntaron como la primera dificultad, realizar el seguimiento del trabajo de los técnicos de mantenimiento y la ejecución de las tareas planificadas, en gran parte debido a la falta de un sistema de información centralizado — muchos gerentes informan que todavía siguen utilizando papel o varios archivos de Excel para registrar planes y tareas.

De hecho, el 25% de los encuestados informan que su principal desafío es reducir el papel y la burocracia de las operaciones técnicas, ya que el trabajo excesivamente burocrático afecta negativamente la eficiencia del equipo, en el desempeño de las tareas y el cumplimiento de los plazos y acuerdos de nivel de servicio con clientes.

Sin embargo, el segundo desafío más común después de la falta de control del equipo, es la dificultad para tomar decisiones informadas, debido a la falta de datos relevantes e indicadores de desempeño detallados, sin los cuales no es posible generar informes que puedan informar la toma de decisiones estratégicas y operativas. 

Adopción de nuevas tecnologías

Además, varios gerentes sienten dificultades para cambiar de procesos manuales a soluciones automatizadas, lo que justifican con:

  1. Falta de recursos;
  2. Complejidad de los sistemas existentes, lo que hace que los técnicos de mantenimiento no se adapten o no los utilicen;
  3. Mentalidad anticuada, que todavía ven los sistemas GMAO (Gestión de Mantenimiento Asistido por Ordenador) como un gasto, en lugar de una inversión.

 

Pero los obstáculos en relación con la tecnología no terminan ahí. Incluso los gerentes que afirman tener acceso a GMAO o software similar (los más utilizados por los encuestados son GIM y SAP) apuntan limitaciones en la funcionalidad y flexibilidad de los sistemas que usan, como la incapacidad de registrar y resolver fallos sin acceso a internet.

Sea debido a las políticas de la compañía, a la falta de cooperación de los clientes o incluso a las limitaciones de software, la falta de integración de GMAO con otros sistemas restringe la capacidad de respuesta de los equipos de mantenimiento españoles.

Un encuestado, se refiere al hecho de que las empresas invierten en sistemas GMAO, a través de los departamentos de compras, sin la consideración y el aporte de los técnicos que realmente utilizan el sistema, lo que justifica este desajuste del software en relación con las necesidades del equipo.

Más que tecnología, personas

Para muchos jefes de mantenimiento españoles, el problema es la mala gestión del personal. A menudo, las empresas no se preocupan lo suficiente por la motivación y la formación continua de los empleados, lo que, por supuesto, afecta negativamente el clima laboral y el rendimiento del equipo. Varios participantes señalan la necesidad de recordar que no importa cuanto se use un sistema GMAO para administrar el equipo, los trabajadores son humanos y a veces, carecen de la información o experiencia necesaria para realizar ciertas tareas.

La escasez de técnicos calificados y la necesidad de subcontratar — lo que impide que los técnicos obtengan los años de experiencia requeridos en una misma función — son, por lo tanto, dos de las «quejas» que los encuestados indican con frecuencia.

Para otros, uno de los mayores problemas son los bajos salarios, establecidos por las empresas de mantenimiento, que resultan de la aglomeración de las empresas del sector en los últimos años e implican una mayor atención a la calidad o adecuación de los servicios ofrecidos y la experiencia de los técnicos.

Revisión general

La encuesta deja en claro que el sector de mantenimiento en España todavía se encuentra en una etapa relativamente temprana de desarrollo tecnológico. La falta de control sobre el trabajo de los técnicos, la falta de datos relevantes para la toma de decisiones o incluso el exceso de papel y burocracia en las tareas diarias, son todavía problemas para los jefes de mantenimiento.

Las soluciones GMAO más comunes en el mercado español son demasiado limitadas o están desajustadas con las necesidades de los equipos. Además de la tecnología, la gestión de personas y la aglomeración de las empresas de servicios se consideran hoy en día, como problemas fundamentales en la industria del mantenimiento.

__

¿Quieres saber cómo Infraspeak puede ayudar a resolver la mayoría de estos problemas?
Habla con uno de nuestros especialistas.